Blogia
Bloginmedia

Mi conferencia sobre blogs en la Universitat Jaume I

Publico a continuación un resumen de la conferencia sobre blogs que di en la Universitat Jaume I en el marco del VI Congreso de Comunicación Local.

Allí conocí a gente muy interesante, a la que estoy enormemente agradecido por su hospitalidad y cordialidad: Magda Mut Camacho, profesora y coordinadora del congreso; Francisco Fernández Beltrán, director del congreso y director de comunicación y publicaciones de la UJI; Javier López Terán, coordinador de los estudios de comunicación audiovisual; y Rafael López Lita, catedrático de comunicación audiovisual y publicidad. También pude saludar a mi viejo amigo Josep Lluís López Mompart, catedrático de periodismo de la Universitat de València.

Quedé muy impresionado de este equipo académico y humano, de su pasión docente y claridad de ideas, y de la solvencia de los estudios de comunicación de la UCI, dotados de las que son, probablemente, las mejores instalaciones técnicas de España.

Este es el resumen de la conferencia, con algunas otras cosas que probablemente no dije pero que también son relevantes:

Los cambios que vienen no afectan sólo al periodismo y a los periódicos, sino a toda la esfera comunicacional. La revolución digital es para todos los medios, para los públicos, para los productos y para los contenidos.

Para sobrevivir, los periódicos deberán cambiar. Las televisiones, también. Y los actuales medios digitales, mucho más.

Internet ha significado la reinvención de la imprenta (Piscitelli). Los blogs son la expresión más depurada de esa revolución.

El potencial informativo, cultural y cívico de los blogs es enorme. Nacidos en la postmodernidad, son una criatura extremadamente moderna por excelencia: son la materalización de la utopía ilustrada.

La revolución de los blogs debe extenderse lo más posible. Las universidades deberían ser una vanguardia en la promoción de su uso, comenzando por emplearlos como herramientas docentes.

Los medios sociales y la web 2.0 abren los mejores horizontes a la democratización de la comunicación. Pero no hay que olvidar que no hay democracia sin democratización de los medios convencionales.

Ni internet, ni los blogs, ni el periodismo ciudadano, ni los diarios gratuítos causan la crisis de los medios tradicionales. La crisis ya estaba ahí, y la nueva situación no ha hecho más que hacerla evidente.

Cronología de la crisis de la prensa diaria:

1.

Reconversiones industriales mal hechas o mal resueltas.
2.

Incompresión de la adaptación a la era audiovisual
3.

Estrategia hacia grupos multimedia y negocio TV
4.

Mayor acercamiento a centros de poder
5.

Entrega de las agendas informativas
6.

Encierro de los periodistas en las redacciones, entregados a las rutinas productivas, abandono de las fuentes, la calle y la sociedad
7.

Dificultad de comprensión de las nuevas realidades propias de la postmodernidad
8.

Ausencia de formación permanente
9.

Paralización ante la crisis del propio modelo y acciones erráticas

Los periódicos que se lamentan ahora olvidan que se dejaron perder la prensa vespertina y una cadena de periódicos públicos.

Todas las revoluciones comunicacionales conllevan una posibilidad de actualización inmediata de un potencial comunicativo latente en la sociedad y facilitado por una mediación tecnológica.

La revolución de los blogs actualiza y pone al alcance de cualquiera las posibilidades de comunicación, interacción y socialización de la red, inmediatamente y sin conocimientos tecnológicos, obviando cualquier otra mediación o asistencia técnica.

La transparencia y simplificación de los medios de publicación es una de las claves del éxito.

Los blogs no van de tecnología sino de leer, escribir, comprender, reflexionar, argumentar, dialogar, comunicar, interactuar.

Qué hacen los blogs:

Recuperan y promueven la pasión por compartir conocimiento e información, por leer y escribir.Aunque hagan despliegues audiovisuales, se basan en la palabra y la escritura.

Llevan hasta sus últimas consecuencias la revolución de internet como nueva invención de la imprenta, haciendo accesible la comunicación leída y escrita.

Muestran que en internet lo audiovisual y lo literario conviven perfectamente, a diferencia del audiovisual tradicional.

El blog como medio:

Centralizado, jerárquico, genera comunidad hacia afuera.

No es diferente de los medios periodísticos anteriores: clubs de radiooyentes, tertulias de café formadas por lectores afines a un periódico.

El problema es que los periódicos se verticalizaron, autoritarizaron y abandonaron el contacto directo con su público, relegándolo a las cartas al director.

Los blogs devuelven a la comunicación de masas el sentido de comunidad. Resuelven las cuestiones relativas al feedback, como lo hizo la radio y como todavía no sabe hacerlo la TV. El feedback ya no es especulación teórica: audiencias inmediatas de TV mediante TDT.

Los blogs obligan a replantearse la escritura periodística, a partir de las posibilidades y exigencias de la hipertextualidad.

Los blogs no cuestionan a los medios sustituyéndolos sino obligándoles a reaccionar y poniéndolos en evidencia.

Los blogs son el modo como la gente se apropia de las historias de los medios, asimilándolas.

Rompen la determinación de las agendas políticos e institucionales.

Abren espacios de debate y reflexión a partir de lo difundido por los medios.

Complementan y contrapesan lo publicado.

Hacen todo eso sin ser periodismo, aunque compartan con el periodismo aspectos como la búsqueda de fuentes, su contraste y su documentación.

Hacen trizas los géneros periodísticos convencionales y ponen de relieve que un periódico es, al fin y al cabo, un relato, y el blog, otro relato. Hacen de espejo poniendo al periódico frente a las consecuencias de su propio relato.

Cuestionan la mediación periodística tradicional y obligan a reflexionar sobre qué tipo de mediaciones peridísticas son necesarias en la sociedad red y su hiperinflación informativa.

Sirven de guía (bitácoras) en esa hiperinflación informativa y trazan caminos según comunidades de receptores de información.

Los estudiantes de comunicación deben plantearse muy en serio hacer blogs. Con ellos toman un papel activo tanto en su formación como en su abordaje incipiente al mundo de la comunicación del que desean formar parte como profesionales.

Los blogs ayudan a pensar, a comprender, a leer más y a escribir mejor. Los blogs nos ayudan a dejar de pensar en internet como un simple repositorio de información (del que copiar para pegar en trabajos) y tomar una actitud proactiva en la red.

Los blogs son ilusionantes, nos permiten tomar una actitud estimulante frente a la comunicación y frente a la vida. Bloguear es una actitud y una manera de vivir.

Los blogs son un excelente soporte de estudio. Nos permiten crear incluso pequeñas comunidades dentro de nuestra carrera o asignatura, e incluso utilizarlos como campus virtual.

Ver también en Bloginmedia:

Porqué los periodistas y los estudiantes de periodismo deberían tener blogs

Porqué deberías tener un blog si no lo tienes, y cómo aprender a hacerlo

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres