Blogia
Bloginmedia

Smart mobs: el fin de la masa estúpida

La evolucíón de las tecnologías de la información y comunicación (TIC) nos conduce hacia escenarios muy diferentes de los ingénuamente imaginados por Orwell: la realización de la utopía de la comunicación permanente y total. El escritor Howard Rheingold, autor de Multitudes inteligentes (Smart Mobs), editado en español por Gedisa, es uno de los analistas más agudos de las nuevas tendencias en el comportamiento de las masas en el uso de la comunicación. Rheingold, de paso por Catalunya --donde ha participado en la Setmana Digital de la Universitat de Vic i en Art Futura-- ha sentenciado así la movilización popular del 11 al 14-M: "La tele, en cirto modo, murió ese día en España".

Entrevistado en La Vanguardia, Howard Rheingold define a estas movilizaciones como "genuína expresión democrática alternativa sin cables". "El gobierno controlaba la televisión pública y gran parte de la privada; tenía a la mayoría de la opinión pública y la mayor parte de la radio a favor... y sin embargo perdió, porque los móviles y los SMS pusieron en evidencia su falta de credibilidad. Y las movilizaciones indignadas que siguieron a esos mensajes masivos ratificaron el fracaso de los medios tradicionales. Los votos sancionaron el éxito de la convocatoria sin televisión".

La cuestión es significativa tanto por lo que respecta a los grandes medios como a las nuevas formas de comunicación en red:

-- la prensa impresa no gana lectores a pesar de que vive en un entorno más alfabetizado que nunca, con toda una generación de jóvenes escolarizada y con un acceso masivo a la universidad como nunca se había dado en España. Esa joven generación lectora ha hecho de Carlos Ruiz Zafón un escritor de éxito, engrosa dia a día el fenómeno del Bookcrossing y, en su franja de edad infantil, contribuye al éxito mundial de Harry Potter (que llegó al cine aupado por los niños lectores, y en absoluto por una creación empresarial). La prensa impresa se dedica a vender influencia pero no es capaz de vender temas de interés a los públicos reales.

-- la televisión generalista opera con públicos de edad generalmente adulta, conservadores en sus gustos, y sin embargo necesita incorporar constantemente elementos de innovación porque la comunicación de masas se basa en el paradigma de la moda (moda es lo que pasa de moda. Para seguir expandiéndose, deberá hacerlo en el terreno de juego marcado por la televisión digital terrestre (TDT). Y los públicos privilegiados de la TDT serán precisamente los avezados a mantener una relación interactiva --y por tanto exigente-- con los medios. Esa relación no se produce en el entorno de los medios tradicionales sino en las franjas más juveniles o vanguardistas de la TV y, sobre todo, en internet y el uso del teléfono móvil como herramienta comunicacional.

-- la revolución de los weblogs (el hecho más importante sucedido en la red después de la invención del navegador) va a tener repercusiones de cara a los medios tradicionales. No sólo por lo que se refiere al cuestionamiento de las agendas informativas de los medios prisioneros de sus fuentes (es decir todos, en España) sino porque los weblogs configuran y hacen crecer exponencialmente comunidades expertas en el uso activo e inteligente de la comunicación.

Las masas inteligentes, pues, no son únicamente tipos armados con móviles movilizados para una protesta, sino una tendencia en los usos de la comunicación que tiende a polarizarse en torno a la interactividad. Los nuevos medios (teléfono móvil y weblog) no aíslan al indivíduo sino que le hacen ser conscientes de su poder comunicativo y le permiten sumarse a comunidades u organizarlas. La asociación de móvil y blog no es casual: muchos suministradores de blogs, como 20six, ofrecen ya los medios para publicar en el blog mediante el móvil.

Los nuevos escenarios de la televisión --la TDT pero también la generalista: TV generalista y TV segmentada convivirán en el nuevo escenario del multicanal digital-- tendrán mucho que ver con las modificaciones en ciertos paradigmas comunicacionales en uso. El profesor José Luis Orihuela ha dibujado un decálogo paradigmático muy interesante que contribuye a divisar futuribles que ya están aquí.

En todo caso, la televisión generalista, áun ahora que disfruta tanto de difusión masiva como de influencia sociopolítica, deberá reflexionar ya sobre lo que sucede con los medios tradicionales cuando no conectan con las realidades --¡cotidianas!-- sociales. El mordisco de la prensa gratuíta en los diarios de pago puede ser cosa de risa si en un futuro una gestión inteligente de ofertas multicanal consigue hacer mella en una televisión generalista que gira siempre en torno a los mismos formatos. El principal efecto, el que ya vive la prensa impresa en este caso: la imposibilidad de crecer en ventas y difusión. Y sobre todo, de conectar con las tendencias que abren caminos de futuro.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

Isis -

Que pena que no exista una tarifa plana para los mobiles, ya que el servicio de 20six podría ¡debería! ser y estar en todos los weblogs.
No había visto la relacion de los logs con los mobiles, idea muy interesante!!!
Le veo por aqui

Marina -

Muy bueno lo de la moda .... ....en la TV abierta estamos viendo demasiada 'moda de esa que ... ya fue' .... La presentación de Howard Rheingold en Art Futura estuvo buena pero me pareció que algunos no conectaron del todo...como si hubieran venido sin saber de qué iba....En la que brindó al día siguiente en Vic, -sin soporte digital- (la ppt del jueves mucho no me gustó), la gente parecía mas ´en tema´... observé mejor ´conexión´......nadie se movía del asiento, y las dos horas se nos hicieron cortas!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres